En la lucha contra el cáncer de mama, ¡píntate de rosa!


El cáncer de mama es el tipo de cáncer más común en el mundo, con más de 2,2 millones de casos en 2020; cerca de 1 de cada 12 mujeres desarrollarán cáncer de mamá a lo largo de su vida. Además, es una de las principales causas de muerte en las mujeres; en 2020, alrededor de 685 mil mujeres fallecieron como consecuencia de esa enfermedad.1 En 2019 en México, por cada 100 mil mujeres de 20 años o más se reportaron 35.24 casos nuevos de cáncer de mama. A nivel nacional, la tasa de mortalidad por cáncer de mama fue de 17.19 defunciones por cada 100 mil mujeres de 20 años o más.2

El cáncer de mama no es una enfermedad transmisible o infecciosa; algunos estudios han demostrado que el riesgo de tener cáncer de mama se debe a una combinación de factores. Los principales factores que influyen son el género (mujer) y la edad mayor a 40 años.3

Se han identificado otros factores relacionados con el desarrollo del cáncer de mama y la modificación de algunos de ellos puede prevenirlo:3

  • Factores hereditarios: el antecedente familiar de cáncer de mama, y mutaciones de los genes BRCA1, BRCA2, y p53.
  • Factores reproductivos: el uso prolongado de anticonceptivos orales y terapias de sustitución hormonal, el inicio de la menstruación a edad temprana, la aparición tardía de la menopausia, el primer embarazo en edad madura, el acortamiento de la lactancia materna, y no tener hijos.
  • Estilos de vida poco saludables: el consumo de alcohol, el sobrepeso, la obesidad, y la falta de actividad física

Sin embargo, alrededor de la mitad de los casos de cáncer de mama son mujeres sin ningún factor de riesgo y, por otro lado, aunque pudieran controlarse todos los factores potencialmente modificables, el riesgo de padecer cáncer de mama tan solo se reduciría como máximo en un 30%.1

Por ello, octubre es considerado el Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama, con el fin de aumentar la atención y el apoyo prestados a la sensibilización, la detección precoz, el tratamiento y los cuidados paliativos de este padecimiento.

El diagnóstico temprano, junto con los avances en el tratamiento, han llevado a mejores resultados para las mujeres con cáncer de mama. Además, los programas integrales de prevención y control del cáncer de mama pueden ayudar a reducir la carga de esta enfermedad. La educación para la salud es esencial para mejorar el conocimiento y la comprensión entre las mujeres sobre la importancia del tamizaje y la búsqueda de atención.

La Sociedad Americana contra el Cáncer emitió las siguientes recomendaciones para la detección del cáncer de mama en mujeres con riesgo promedio:4

  • Las mujeres de 40 a 44 años tienen la opción de iniciar la detección con una mamografía cada año.
  • Las mujeres de 45 a 54 años deben realizarse un mamograma cada año.
  • A partir de los 55 años, las mujeres pueden prolongar el periodo a 2 años entre cada mamografía, o pueden optar por continuar anualmente. Los exámenes de detección deben continuar siempre y cuando la mujer se encuentre en buen estado de salud.



Fuentes

Última actualización:
lunes 18 octubre 2021 14:12:23 por Webmaster INSP